Mete la cabeza en el techo y ya no es capaz de sacarla.


Creo que alguien va a llegar a comer a casa un poco tarde. De verdad que no había visto colocar un plafon de esta manera en mi vida.
La cara del pobre currante lo dice todo, si te fijas se nota como se va agobiando por momentos.

 


Autor entrada: elbecario

Loading...